Envase como reclamo para captar atención

En todo tipo de comercio, un envase atractivo es esencial para que los compradores se vuelvan consumidores habituales. Estudios recientes demuestran que hasta un 40% de las personas se basan en el tipo de envase para adquirir un producto de forma reiterada.

Además, la mayoría de compradores optará por comprar un producto nuevo si encuentra atractivo su envase, el cual complementa el producto volviéndose un factor crucial en la decisión de compra.  Cada producto cuenta con aproximadamente 6 segundos para llamar la atención del consumidor y convencerlo para que efectúe la compra, haciendo importantísima la apariencia en las ventas.

Como ya hemos advertido al comienzo, el 40% de los consumidores se basa en el envase para comprar dos veces el mismo producto.

Inversión segura

En estos momentos de masificación y auge de las estrategias de marketing, frente a la inversión en estrategias de comunicación, ventas, marketing general, etc. La inversión en estética del envase suele ser más rentable y segura como método para aumentar las ganancias. El envase resulta ser un espacio publicitario perfecto, el cual se mantiene presente en la casa durante mucho más tiempo de lo que dura un anuncio televisivo o el tiempo que pasamos viendo un cartel por la calle. A pesar de esto anunciar un producto es mucho más caro en la mayoría de plataformas que invertir en packaging.

Sé cuidadoso o tu imagen se verá resentida

Al mismo tiempo el envase puede ser un arma de doble filo, un packaging defectuoso o estéticamente incorrecto puede causar estragos en la reputación de un producto, el cual no conseguirá ventas, aunque rediseñe su envase la percepción negativa del producto se mantendrá en la mente de los consumidores.

3 claves del packaging

Existen 3 claves para un packaging de calidad: encontrar el envase ideal, conocer la opinión de los clientes y que la presencia de la marca de forma fidedigna. Siguiendo estas claves y sin miedo a presentar un diseño rompedor que agrade al público y destaque la marca, se puede llegar a vender más que empresas que invierten fortunas en publicidad.