El comercio a gran escala ha dejado de tener la exclusividad del marketing, poco a poco, las empresas tradicionales van aprendiendo a utilizar las herramientas que el marketing ofrece, y posibilita plantear estrategias para potenciar las pequeñas y medianas empresas.

A continuación, os proporcionamos una serie de consejos para idear una estrategia efectiva que proporcione resultados.

Cómo sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo

El uso del marketing, cada vez más generalizado en todos los sectores, hace complicadísimo sobrevivir en el mercado sin una buena campaña de diferenciación, por eso es tan importante marcar la diferencia respecto al resto de empresas que operen al mismo nivel, pues cada vez existen más marcas vendiendo el mismo producto al mismo público, haciendo muy complicado que los consumidores se den cuenta de que existe una marca en concreto sin un buen posicionamiento y unas estrategias concretas. El marketing se ha vuelto esencial en este aspecto, y la cantidad de mensajes publicitarios a los que está expuesto el cliente hacen cada vez más difícil destacar, aumentando la importancia del marketing tanto en las empresas pequeñas como en las grandes.

La diferenciación como clave para la supervivencia

Diferenciarse mediante un marketing efectivo es demasiado importante como para dejarlo en manos del azar. Hoy en día, en un sistema basado en la competencia, se deben usar todos los medios al alcance del empresario para marcar la diferencia, para posicionarse por delante de la competencia en la mente del consumidor. Esto repercute en la percepción que tiene el cliente potencial de la empresa, haciendo que se decante por un producto concreto debido a su diferenciación, tanto en las grandes empresas como en los pequeños comercios.

Ser fáciles de encontrar

Cada vez cobra mayor importancia mantener la mayor visibilidad y disponibilidad posible frente a cliente y futuros clientes. Destacar por encima del resto de empresas de la competencia manteniendo una visibilidad lo más clara, directa y de fácil acceso para los consumidores es una de las estrategias más efectivas, pues el mercado ha evolucionado. Hoy en día es estrictamente necesario posicionar la marca lo mejor posible para llegar al mayor número de clientes y conseguir hacer que la marca llegue al mayor número de personas.  

Tienes un gran producto a un precio inmejorable, pero… ¿Quién lo sabe?

Estar en una posición que facilite el contacto con los clientes aumenta muchísimo las posibilidades comerciales. Aunque dispongas del mejor producto o servicio del mercado para comerciar, de poco sirve si los clientes no conocen su existencia. Es crucial encontrar el equilibrio entre un producto de calidad y una estrategia que lo posicione en un lugar accesible para los consumidores.

El marketing considera más aspectos de tu negocio de lo que imaginas...

Considerar el marketing como algo muy concreto, únicamente para grandes compañías, es un error muy común en el pequeño comercio. El marketing tiene que ver con la búsqueda de clientes, pero también con la logística, la gestión de los precios, la distribución de la tienda... El pequeño empresario no suele informarse de lo que abarca la disciplina y suele prescindir de esta herramienta tan crucial hoy en día. Algo tan sencillo como la presencia en internet es, en realidad, otra forma más de marketing, una de las muchas que pueden impulsar tu negocio y  sobre todo, tus ventas.