Internet revoluciona el mercado

Internet ha supuesto una revolución sin precedentes a todos los niveles del proceso de compra. No solo en el precio o en la comodidad, sino también en la evolución del proceso mental de las personas a la hora de tomar una decisión de compra. Internet ha cambiado la mentalidad de la mayoría de compradores respecto al comercio tradicional. Pero… ¿Te vas a quedar sentado?


PUNTOS DÉBILES DEL COMERCIO ON-LINE

Productos de distintas calidades en la misma tienda.

Uno de los conceptos que genera rechazo en la venta online es la masificación de productos y la confusión en el estrato de calidad de los mismos. Es habitual encontrar productos de calidades completamente dispares el uno junto al otro, pues la masificación ha permitido a las grandes plataformas tener productos de calidades completamente diferentes en la misma estantería virtual.

Sin embargo, en el comercio tradicional, antes de la llegada del modelo chino, la clasificación en tiendas se hace respecto al precio o al prestigio, las tiendas se clasifican en función del tipo de producto que ofrecen y se especializan en una calidad concreta. Esto es un argumento que el comercio de proximidad debería poner en valor para competir en los nuevos modos de venta.


INTERNET SIGUE GENERANDO DESCONFIANZA

Otro factor determinante el cambio del proceso de decisión por parte del comprador. Antes del comercio on line el consumidor solía elegir el producto y comprarlo en la misma tienda como parte de un proceso corto que solía durar el tiempo que el comprador estaba en la comercio. Hoy en día un gran porcentaje de los consumidores únicamente visita el comercio tradicional para ver los productos en persona y comparar precios, aunque luego compre el producto en internet, donde suele ahorrarse un porcentaje del precio respecto a la tienda física. Es el efecto llamado “showrooming”. Sin embargo, internet sigue generando desconfianza y hay muchos compradores que se han acostumbrado a la práctica de mirar en internet lo que se quiere comprar para hacer un estudio previo e ir preparado antes de comprar en las tiendas físicas, efecto “webrooming”. esto es una gran oportunidad para el comercio tradicional, que debe animarse a tener presencia en internet para favorecer este proceso. Este sitio web es un ejemplo de webrooming


……………….


ESTRATEGIAS GANADORAS EN EL NUEVO ESCENARIO

El e-commerce crece de forma exponencial con los años, y no parece que vaya a detenerse. A continuación, os contaremos los ases que debe tener el comercio tradicional bajo la manga para sobrevivir a la competencia online que básicamente pueden agruparse en especialización y garantía de calidad.

Especialización para generar confianza

La especialización en un producto acotado en un posicionamiento concreto a nivel calidad-precio, otorga confianza y sensación de seguridad al demostrar que conoces el género con el que trabajas mejor que nadie. Esto puede hacer que un consumidor se decante por ignorar la tienda online para acudir a un experto en la tienda física que le pueda aconsejar mejor que un ordenador o un comentario en un foro. Eso sí, es imprescindible dar sensación de que dominas tu producto para convencer al comprador de que está en buenas manos y que le merece la pena invertir esa diferencia de precio respecto al e-commerce en un asesoramiento de calidad en sus compras proporcionado por tu experiencia

Confianza basada en calidad asegurada y el trato personal

La otra gran ayuda en estas situaciones es la garantía de calidad, muchos compradores desconfían de las tiendas online, de su calidad y garantías. Un buen servicio post-venta y asesoramiento en compras puede hace que tus clientes acudan a tu establecimiento por el mero hecho de que se sienten más seguros conociendo en persona al vendedor.

Es cierto que una tienda online es fría y mucha gente aún prefiere el trato humano, la clave es saber sacar partido a estas ventajas antes de que se produzca un posible cambio del sistema que transforme el mercado aún más a favor del e-commerce, acelerando la conversión hacia un sistema único de venta online. Es mejor que estemos preparados y con el mayor número de ayudas o ventajas respecto a las plataformas que buscan sustituir el comercio tradicional.

Estar activo en la red: si los consumidores ahora utilizan cada vez más internet, es imprescindible mantenerse presente, activo y visible en todas las plataformas necesarias. Un espacio propio en internet, realizar todas las acciones posibles de marketing online como SEO, SEM, content e inbound marketing y campañas de emailing, ayudará a tu negocio a ganar visibilidad dentro de lo posible y competir en el nuevo escenario con las mismas armas que el comercio online, pero con objetivos distintos: Impulsar la venta en tu tienda tradicional. La publicidad en redes sociales o plataformas como Linkedin o Google My Business puede ser de gran ayuda para promocionar tu marca. Los comentarios de usuarios y las valoraciones online cobran cada vez más importancia en la toma de decisiones de compra. No se entiende hoy día  la promoción en ningún sector sin la actividad continua en Redes Sociales: la publicación de contenido interesante en tus redes puede aumentar considerablemente tus seguidores y el número de aficionados a tu producto, un gran motor para lograr nuevas ventas en costes contenidos. Utilizar las redes para la captación de nuevos clientes es cada vez más común.

Te animamos a conseguirlo!