La distancia física entre la población y los mercados tradicionales aumenta con los años.

Cada vez menos hogares tienen un mercado cerca de casa, ocurre también con la mayoría de comercios minoristas y establecimientos pequeños. Los únicos que no se ven casi afectados por este fenómeno son los bancos, cajas de ahorros y supermercados.

Si entre 2002 y 2017 el porcentaje de habitantes con un mercado cerca ha descendido un 15%, el porcentaje de hogares con un supermercado ha aumentado un 2% en los últimos 15 años.

A esta batalla por acaparar el espacio urbano comercial, entre el mercado tradicional y las grandes cadenas, Hay que añadir también el auge del comercio online y las nuevas plataformas de compra virtual.

Incluso ha afectado a la banca pero en menor manera, pues esta ha sufrido un descenso en el número de establecimientos cerca de la población: también ha descendido un 2% los últimos 15 años. Esto es debido al auge de la banca digital y la compra desde casa.

…..

En las poblaciones de tamaño medio se puede combatir este efecto socio-demográfico: COWORKING

La clave en estos casos suele ser el asociacionismo y el trabajo en equipo; utilizar un gran número de comercios activos en conjunto para unirse y elaborar estrategias complementarias, pude lograr mayor repercusión y efectividad.

Os dejamos 4 ejemplos de cómo asociarse para combatir el cambio.

  1. Concentración y Especialización.

El miedo a la competencia es un rasgo de inmadurez comercial. Conocimiento sí, miedo nunca, al contrario. Podemos convertir la aparente amenaza en una oportunidad. Al consumidor le gusta la variedad y convertir una determinada zona de la localidad en un grupo de varias tiendas especializadas en un sector, es un foco demostrado de afluencia. Ejemplo cercanos: “El barrio de las tiendas de boda en Alicante” o en el mismo Almoradí, lo que significó para la ciudad en su tiempo la “Ciudad del mueble”. Haciendo este tipo de cosas con estrategia, fair play y sentido común se puede lograr mucho beneficio.

  1. Estrategias conjuntas de marketing entre comercios.

Usando las mismas armas que las tiendas online se pueden lograr grandes efectos. Desde lo más básico del marketing, pueden establecerse asociaciones entre comercios para relacionar productos de distintas tiendas en la misma estrategia:

> Venta Complementaria: Productos que tienen una asoción evidente, como una tienda exclusiva de calzado y una de bolsos que pueden encontrarse vendiendo packs de productos del mismo color o estilo, ayudándose mutuamente con la venta.

> Venta cruzada: Con productos que aparentemente no tienen nada que ver, pero que se ofrecen en un pack entre dos tiendas o en un recorrido, como una sugerencia que llegó a Comercia-San Juan en la que una una lencería, una tienda estética y un tatuador ofrecían un pack de salud como un efecto social (solo los costes) a post-operadas de cáncer de mama (sujetador especial prótesis + tatuaje del pezón + Tratamiento estético de estrías con laser e Indiba)

  1. Estrategia conjunta digital.

Asociarse en grandes plataformas digitales o agruparse sectorialmente para contratar profesionales que dirijan campañas de posicionamiento online,  solo puede traer más clientes con ahorros de coste muy importantes. Esta plataforma es un ejemplo.

  1. Mecanismo de arbitraje.

Todas las estrategias conjuntas en las que concurren comercios del mismo sector, requieren de unas mínimas reglas de juego y algún organismo que vele por que se cumplan y pueda recoger las quejas y sugerencias de forma neutral. Un asociación de comerciantes o el propio ayuntamiento pueden servir de organismo mediador e impulsor.


Os recomendamos que comenceis a establecer estrategias de coworking con vuestros vecinos comerciales, es el camino.