¿MUERTE O REENCARNACIÓN?


Aunque aquí son una pieza esencial del mapa del comercio, los grandes centros comerciales están en crisis allí donde se crearon, en los Estados Unidos.

Expertos analistas aseguran que el 25% de los centros comerciales estadounidenses podrían cerrar en menos de 5 años.

Es evidente que el comercio electrónico juega en esto un rol destacado, pero hay otros indicadores que están lastrando las cifras de los “big mall”. Más de 3.000 tiendas de importantes cadenas estadounidenses, cerraron en 2017, muchas de ellas situadas en centros comerciales.


Las tecnológicas apuntan sus estrategias al espacio físico


Por otro lado, las grandes firmas tecnológicas parecen girar el timón ahora hacia las tiendas físicas, aumentando la sensación de paradoja. Amazon no sólo está pensando en centralizar allí sus almacenes como punto de recogida: Destaca la adquisición de Wole Foods como ejemplo de que Amazon no solo piensa en logística y distribución puerta a puerta… Apple parece que alinea sus planes en la misma línea de trabajo, anuncia fuertes inversiones y planes de crecimiento para sus Apple Store.



No en todas partes cuecen habas


En otras partes del mundo, en las que el clima juega un papel esencial, las grandes superficies comerciales están totalmente imbricadas en la vida social. En lugares en los que el calor es extremo, como en Oriente Medio, o en otros sitios donde la lluvia o el frío está presente casi todo el año, los “mall centers” siempre gozarán de buena salud, ya que cumplen una función social. En otros lugares el fenómeno es aún reciente y está en fase de crecimiento…


Pero, sin pecar de etnocentrismo, lo que debe preocuparnos es que va a pasar en Europa con nuestro comercio de proximidad. ¿Estamos ante un proceso de defunción del modelo del Centro Comercial o de redefinición de sus funciones?


¿Y ahora qué?


Está claro que todos los modelos comerciales están en crisis (entendida ésta como su significado etimológico, no especialmente negativo, sino de cambio y transformación). Me gusta pensar que CRISIS en china significa también OPORTUNIDAD. El comercio tradicional debe quedarse con estos significados para afrontar el futuro.


Si los centros comerciales cambian su función a la meramente logística, los consumidores que saben diferenciar, en función de lo que compran, si les conviene más comercio tradicional o venta por internet, volverán al centro de las ciudades, ante lo cual las tiendas deben entender este cambio y enfocar sus esfuerzos en la adaptación, porque la batalla se va a librar ya entre la venta on line y la tradicional. ¿Qué deberíamos hacer? Resumimos algunas estrategias ya comentadas en este blog.




1: Especialización, diferenciación, experticidad: Maximizar los indicadores de CONFIANZA, que es donde la tienda de siempre debe competir en su terreno.


2: Espacio en Internet: A muchos comercios les parece complicado, pero la mayoría entiende la necesidad de tener presencia en internet y ser activos en redes sociales. De verdad, podemos competir con las mismas armas que el comercio online, incluso servirnos de él.


3. Asociacionismo. La unión hace la fuerza y asociarse “digitalmente” abarata costes para afrontar la transformación digital.


......

Este post arroja un poco de luz positiva en este maremagnum del cambio socio-comercial que afrontamos. Esperamos que sirva de acicate...