1.    LAS GRANDES SUPERFICIES EN CRISIS: El enemigo herido

El modelo del gran centro comercial y el hipermercado, tan amenazante para el comercio tradicional, está en crisis. Se está viendo en Estados Unidos un cambio profundo en las preferencias de los consumidores, que ya no valoran comprar en espacios gigantes. Se valora la proximidad, la agilidad en la compra y la confianza. Este cambio llegará a medio plazo y beneficiará a nuestro comercio tradicional.

2.    Si miras los datos, EL PRECIO NO ES LO MÁS IMPORTANTE

A pesar de la globalización, entre los factores que afectan a las decisiones de los consumidores, se ha demostrado que el precio apenas influye, el precio, entre las decisiones que motivan la compra, es relevante únicamente en un 14%.

Cada vez se tiene más en cuenta el trato humano y la comunicación directa entre vendedor y comprador: El valor predominante y que más influye en las compras es sin duda la CONFIANZA

También consideran muchos factores como la responsabilidad social corporativa (las acciones sociales), la sostenibilidad, los productos ecológicos, etc. Son datos que hablan de un cambio social profundo, una nueva “forma de pensar” de las personas que beneficia al comercio de proximidad.

3.    Las nuevas Tecnologías: ¿El demonio? ¿O Cómo el pequeño comercio puede dejar de ser pequeño?

Globalización, el precio en internet, ¿Cómo que si no tengo una web no existo? ¿Qué tengo que hacer un Facebook? EL pandemónium del comercio tradicional… Sin embargo, pensamos que esto es, en realidad, una gran oportunidad.

Es cierto que muchos comerciantes locales se han visto muchas veces incapaces de seguir el ritmo de las nuevas tecnologías, y se sienten perjudicados por todos estos avances.

No es menos cierto que otros han visto una ventana de oportunidad, logrando estar más cerca de sus clientes, alcanzando más visibilidad para sus productos por menos dinero…

Desde el optimismo y la positividad pensamos que el comercio tradicional tiene la posibilidad de adaptarse a este nuevo mercado y mantener una sana convivencia con el mismo.

4.    Los consumidores aún buscan la cercanía y el producto autóctono

Estudios recientes demuestran que, al contrario de lo que se cree, la mayoría de consumidores realiza sus compras en comercios de su entorno cercano, y producto nacional siempre que le es posible. Esto nos lleva a pensar que con los recursos adecuados el pequeño empresario puede triunfar si aprovecha correctamente las nuevas herramientas que la tecnología ofrece.

5.    Hay mucha información a tu alcance: Llevar un comercio tradicional de forma moderna, con promociones en todos los espacios disponibles, es más fácil de lo que crees.

En los tiempos que corren, mantener una actitud en contra de las nuevas tecnologías e Internet respecto a tu negocio, probablemente te perjudique sin que te des cuenta. Ignorar las posibilidades que ofrecen los medios actuales, no solo te posiciona por detrás del resto de competencia que ya utiliza estos medios, sino que puede salir muy caro. Lo ideal es llevar un comercio tradicional de forma moderna, sin perder la esencia, pero haciendo promoción en todos los espacios disponibles. Además, es más barato.

En resumen, es el momento de actualizar tu formación y renovar la imagen de tu negocio y los recursos disponibles para aumentar tu visibilidad.

Actúa…